Universidad
Politécnica de Madrid

Víctor Maojo, premio Nacional de Informática y Salud 2018

El catedrático de la ETSI Informáticos de la UPM, recibe este premio como reconocimiento a su esfuerzo por aplicar las innovaciones surgidas en el ámbito de la tecnología de la información a la mejora de la salud.

21.01.2019

La Sociedad Española de Informática de la Salud ha otorgado en su XXIV edición el "Premio Nacional de Informática y Salud 2018” al catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros  Informáticos de la Universidad Politécnica de Madrid, Víctor Maojo.

El galardón que reconoce  el “esfuerzo institucional o personal de investigación o innovación en proyectos para la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación” premia la trayectoria de este catedrático del Departamento de Inteligencia Artificial de la UPM y director del Grupo Informática Biomédica (GIB) de esta Universidad.

Doctor en Informática y Medicina, Maojo ha sido profesor invitado y consultor en Georgia Tech y “Fellow” del Programa de Informática Médica de la división Health Science and Technology de Harvard-MIT. Cuenta con más de 150 publicaciones en el área de la Informática Biomédica, ha formado parte del Comité Científico de más de 30 congresos nacionales e internacionales y  a lo largo de su carrera ha estado presente en el "Board" de varias revistas internacionales.

El galardón, entregado por la Sociedad Nacional de Informática y Salud, pone de manifiesto la estrecha interrelación existente entre la tecnología y la salud en sus investigaciones, centradas en los siguientes campos.

  • Investigación de sistemas expertos médicos
  • Protocolos y guías de práctica clínica
  • Ontologías biomédicas
  • Integración de información clínico-genómica
  • Minería de datos y textos.
  • Nanoinformática

Reconocido también a nivel internacional

Este no es el único reconocimiento obtenido por el catedrático de la UPM por sus investigaciones centradas en el campo de la salud. En junio de 2017, Maojo fue  nombrado miembro fundador de la Academia Internacional de Informática de Ciencias de la Salud (International Academy of Health Sciences Informatics). En ese momento, el investigador ya manifestaba la importante relación existente entre los avances en la tecnología informática y de comunicaciones y los que se registran en el campo de la salud.

“Sin la informática”, afirmaba, “los centros médicos asistenciales y de investigación quedarían paralizados y volveríamos a una prehistoria científica al instante. Hace años hacer una búsqueda bibliográfica médica, muy simple, me llevó tres días completos. Hoy esto mismo,  se hace (y mucho mejor), en apenas unos minutos. Esa visión comparativa es necesaria para comprender el gigantesco cambio que se ha producido, que en el caso de la informática biomédica ha sido la labor de decenas (si no cientos) de miles de investigadores y profesionales desde 1959, año que suele ser citado como el del nacimiento de la disciplina”.