Universidad
Politécnica de Madrid

Giovanni Battista Piranesi

PIRANESI, Giovanni Battista

Opere varie di architettura, prospettive, grotteschi, antichitá sul gusto degli antichi romani. – In Roma : si vendono preso l’autore …, 1750
14, [67] h. de lám., algunas dobles ; Fol. (56 cm)
(E.T.S. de Arquitectura. Biblioteca, sign.: TA-130)

Este arquitecto veneciano supo unir su formación arquitectónica con la de grabador, consiguiendo que sus colecciones de grabados le dieran un gran renombre desde la primera fecha de su aparición.

Giovanni Battista Piranesi, arquitecto, dibujante y grabador, nació en Venecia, en la localidad de Mogliano, el cuatro de octubre de 1720 y murió en Roma el nueve de noviembre de 1778.

Fue en la ciudad de Venecia donde pasó los primeros veinte años de su vida recibiendo una formación arquitectónica de su tío Mateo Lucchesi y de Giovanni Scalfarotto, a la vez que completó su aprendizaje de la técnica del grabado en el taller de Carlo Zucchi, donde tomó contacto también con la tradición vedutista veneciana.

En 1740 viajó a Roma como dibujante dentro del séquito del nuevo embajador de Venecia ante la corte del papa Benedicto XIV. Roma y sus ruinas fueron su inspiración y en ella vivió hasta su muerte.

En esta primera época trabajó como grabador en el taller de uno de los principales vedutistas romanos, Giuseppe Vasi, iniciandose en el género de las vedute, que son vistas de la ciudad centradas en monumentos de la Roma antigua y que se utilizaban habitualmente para ilustrar las guías de Roma. Él mismo en 1743 publicó su primera gran serie de estampas con el título Prima Parte di Architettura e Prospettiva.

A finales de 1743 volvió a Venecia donde trabajó en el taller de Giambattista Tiepolo pero vuelve de nuevo a Roma en 1744 para instalarse como grabador y vedutista independiente en la Via del Corso. Allí continuó realizando Vedutes de Roma, láminas que fue grabando y vendiendo por separado hasta su muerte.  Y es que la pasión y el trabajo de Piranesi no fue el ejercicio de la arquitectura sino el arte del grabado, exportándose  rápidamente sus estampas a Inglaterra y otros países.  

En 1745 realizó la primera serie de las Carceri donde demuestra el dominio del grabado  al cambiar el uso del buril por la mordida del ácido.

Las Carceri son puras visiones fantásticas de gigantescos calabozos que constituyen una de las series más geniales de toda la historia del grabado.  Son interiores de prisiones con empinadas escaleras,  pasarelas y galerías dispuestas de tal forma que producen una impresión tridimensional

Después de esta primera serie de las Carceri publicó en 1756 su gran obra Antichitá Romane, publicada en cuatro volúmenes.

Hacia 1769 publica Diverse maniere d´adornare i Cammini  relegando a un segundo lugar el mundo de la arqueología para preocuparse por los problemas de tipo ornamental. Son grabados de candelabros, vasos, chimeneas, o pequeñas fantasías para interiores, en los que demuestra un gran conocimiento del arte egipcio.

Murió en Roma en 1778 y fue enterrado en Sta María del Priorato, iglesia de la que fue autor del proyecto de restauración.

La Universidad Politécnica de Madrid posee una copiosa y valiosa colección de libros de este genial grabador, repartidos entre las bibliotecas de la Escuela Superior de Arquitectura y la Escuela Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Títulos como Le antichita romane (1756), Vedute di Roma (1778),  Della Magnificenza et architettura de’ romani (1765), Raccolta dei tempi antichi  (1780), Vasi, candelabri, cippi, sarcofagi, tripodi, lucerne et ornamenti antichi (1778), por citar algunos de los más representativos, figuran entre sus fondos.

El libro seleccionado en esta ocasión, Opere varie di architettura, prospettive, grotteschi, antichita sul gusto degli antichi romani (1750), pertenece a la Biblioteca de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y como el propio título indica recoge, en un solo volumen, diferentes series de grabados (Vedute, Grotteschi, Carceri, Trofei di Ottaviano Augusto…) que nos permiten apreciar el dominio de este genial grabador sobre las distintas técnicas del grabado.

Este ejemplar, impreso en doble folio, procede  del legado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando como así lo indica el sello que figura en la portada, y presenta una encuadernación en pergamino y una decoración de hierros dorados con temas florales concentrada en el lomo.

Esta obra fue seleccionada por la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid para su reproducción en una nueva edición en el año 1999, convirtiéndose en el primer volumen de la Colección fondo antiguo de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, nueva serie creada por dicha institución para dar a conocer los fondos bibliográficos de su gran Biblioteca.