Universidad
Politécnica de Madrid

Víctor Maojo, miembro de la International Academy of Health Sciences Informatics

El catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid ha sido reconocido como uno de los pioneros de la informática biomédica en todo el mundo. Un campo, el de la “medicina digital”, que en los últimos años ha transformado de manera sustancial la práctica médica.

26.06.2017

Víctor Maojo, catedrático de la UPM y director del Grupo Informática Biomédica, ha sido nombrado miembro fundador de la Academia Internacional de Informática de Ciencias de la Salud (International Academy of Health Sciences Informatics). De reciente creación, la academia aglutina a un prestigioso grupo internacional de más de cien científicos y profesionales en informática biomédica, y servirá como foro de discusión de temas relacionados con esta materia, como historias clínicas, estándares, sistemas de ayuda a la decisión, Big data, minería de textos, bioinformática y genómica, entre otros.

El profesor Maojo ya era miembro (Fellow) elegido del American College of Medical Informatics (ACMI), el equivalente americano de esta academia internacional, que ha sido promovida por la International Medical Informatics Association (IMIA).

Informática biomédica, un campo en constante evolución

“La informática biomédica ha transformado de manera sustancial y ubicua la práctica médica”, afirma Víctor Maojo. Los sistemas de historia clínica electrónica, la telemedicina, la investigación genómica y la medicina personalizada o de precisión , o los sistemas de Big data para manejo y extracción de información clínica y genética, son algunos ejemplos. Pero también la investigación de nuevos fármacos y ensayos clínicos, los sistemas de epidemiología en África, o la planificación y realidad virtual de radiología y cirugía.

Además, la introducción de wearables y la aparición de miles de apps en sistemas móviles ha “multiplicado el acceso a la información médica de la población en general, y facilitará nuevos medios de diagnóstico temprano, de mejora de estilos de vida saludables y acciones preventivas de enfermedades, dentro de la llamada “medicina digital”, afirma Víctor Maojo.

Gracias al manejo de esta información, ha sido posible la mejora extraordinaria que se ha producido en la investigación médica de las últimas décadas. Entre otros logros, destacan la finalización del proyecto Genoma Humano, la optimización de tratamientos que han mejorado sustancialmente la supervivencia en cáncer, la investigación sobre las causas de numerosas patologías, o la vigilancia de epidemias en regiones pobres.

Además, ha llevado a una democratización real del acceso a información sobre enfermedades, subraya el profesor de la UPM. “Hace treinta años (y aún menos), el médico era consultado como un oráculo que accedía en solitario a un conocimiento casi inaccesible para la población general, que ahora tiene la posibilidad de acceder a un mundo creciente de información”, afirma.

Sin la informática, explica Maojo, los “centros médicos asistenciales y de investigación quedarían paralizados y volveríamos a una prehistoria científica al instante. Hace años hacer una búsqueda bibliográfica médica, muy simple, me llevó tres días completos. Hoy esto mismo,  se hace (y mucho mejor), en apenas unos minutos. Esa visión comparativa es necesaria para comprender el gigantesco cambio que se ha producido, que en el caso de la informática biomédica ha sido la labor de decenas (si no cientos) de miles de investigadores y profesionales desde 1959,  año que suele ser citado como el del nacimiento de la disciplina”.

Sobre Víctor Maojo

Catedrático en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) y director del Grupo Informática Biomédica (GIB) de la UPM, Víctor Maojo es doctor en informática y medicina. Ha sido profesor invitado y consultor en Georgia Tech y “Fellow” del Programa de Informática Médica de la división Health Science and Technology de Harvard-MIT.

Víctor Maojo junto a los dos pioneros de  la Inteligencia Artificial, Ed Feigenbaum y Casimir Kulikowski.

Tiene más de 150 publicaciones en área de la Informática Biomédica, y ha estado en el Comité Científico de más de 30 congresos nacionales e internacionales. Ha sido director de más de 30 proyectos nacionales e internacionales, con fondos públicos y privados.  En la actualidad es miembro del editorial Board de tres de las principales revistas clásicas del área: Journal of the American Medical Informatics Association, Journal of Biomedical Informatics y Methods of Information in Medicine.

En el Grupo de Informática Biomédica, un grupo de siete profesores y colaboradores trabaja desde hace 25 años en numerosos temas de investigación, desarrollo e innovación, con once proyectos europeos y numerosos proyectos. Los doctorandos del grupo han realizado estancias en centros como Harvard, MIT, Rutgers, National Cancer Institute, Oxford University, Georgia Tech, University of Utah y empresas como Philips (Holanda).