Universidad
Politécnica de Madrid

El extraordinario alcance de The Human Brain Project

El objetivo de este proyecto es elaborar un modelo computacional detallado del cerebro humano para avanzar en la comprensión de este órgano y el tratamiento de sus enfermedades.

11.05.11                                                                                                                    Icono PDFDossier
                                                                                                                                Vídeo

El Proyecto Cerebro Humano (The Human Brain Project, HBP) es una de las seis propuestas preseleccionadas por la Comisión Europea para participar en “FET Future and Emerging Technologies-Flagships”. Esta iniciativa de la CE pondrá en marcha equipos de investigación multidisciplinares a gran escala, con el objetivo de conseguir en la próxima década objetivos científicos y tecnológicos muy ambiciosos que de otra forma sería prácticamente imposible de llevar a cabo.

Henry Markram, coordinador de “The Human Brain Project (HBP)”, e investigador de la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL), en Suiza, explicó el alcance de este proyecto internacional, en un acto celebrado en la Universidad Politécnica de Madrid. Henry Markram también es responsable del proyecto Blue Brain, en el que España participa a través de la UPM y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas mediante un acuerdo con el Ministerio de Ciencia e Innovación y que se denomina Cajal Blue Brain Project.

El proyecto HBP es pionero en la construcción de simulaciones detalladas del cerebro humano desde el punto de vista biológico. En base a ello, seremos capaces de “desarrollar la tecnología del siglo XXI”, explica Markram. El cerebro se lleva estudiando 200 años y ha generado más de 10 millones de artículos. “Es el momento de realizar un trabajo de investigación sobre el cerebro en un proceso integrador, en el que trabajen alineados expertos científicos de diversas disciplinas”, destaca Markram. Para el investigador, se debe integrar todo ese trabajo hacia un objetivo más complejo: alcanzar el conocimiento global del funcionamiento del cerebro.

Actualmente, no está construido el ordenador necesario para la simulación del funcionamiento del cerebro, un objetivo que se podrá alcanzar en 2018, según Markram. Esto permitirá dar el salto cualitativo en la tecnología de la computación, a través del desarrollo de una nueva tecnología informática basada en la comprensión del cerebro humano.

Las investigaciones del HBP servirán de base para generar nuevas herramientas de diagnóstico y tratamiento de enfermedades del cerebro, así como para el desarrollo de nuevas tecnologías en prótesis para personas con discapacidad y tecnologías computacionales de baja energía con una eficacia similar a la del cerebro, y para la creación de una nueva generación de robots inteligentes. El sector farmacéutico, por ejemplo, se verá beneficiado con los avances alcanzados en este proyecto. Gracias a él, afirma Markram, va a ser posible “simular escenarios” en los que se reproduzcan determinadas enfermedades.

Markram estuvo acompañado por Gonzalo León, vicerrector de Investigación de la Universidad Politécnica de Madrid, Juan José Damborenea, vicepresidente adjunto de Áreas Científico Técnicas del CSIC, Javier de Felipe, profesor de investigación del CSIC, y José María Peña, profesor de la UPM.