Universidad
Politécnica de Madrid

Ángel Sanz asume la dirección del Instituto Ignacio da Riva

La dimisión del profesor Meseguer y su posterior fallecimiento han llevado al relevo en la dirección del Instituto de Microgravedad de la UPM. La responsabilidad ha recaído en Ángel Sanz, profesor de la ETSI Aeronáutica y del Espacio.

09.03.15

El rector de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Carlos Conde, le ha nombrado como director del Instituto Universitario de Microgravedad Ignacio da Riva (IDR) para suceder en el cargo al profesor José Meseguer Ruiz, recientemente fallecido.

Su nombramiento es efectivo desde el pasado 27 de febrero, tras un consejo extraordinario del IDR convocado ad hoc el 25 de febrero. José Meseguer Ruiz, director del instituto desde 1997, presentaba su dimisión por asuntos personales y, por tanto, se convocaba a los miembros del mismo para elegir un nuevo director.

El catedrático de Aerodinámica y profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio Ángel Sanz Andrés, única candidatura presentada, era elegido por unanimidad como nuevo director del instituto. Mi visión es “continuar e impulsar las actividades del instituto según las líneas por las que ha ido progresando a lo largo de estos años, aprovechando las oportunidades que puedan surgir”.

Tal y como refleja el acta del citado consejo, los miembros del IDR coincidían en el “deseo de que el profesor Meseguer hubiera continuado su labor de director del instituto hasta su jubilación”. Asimismo, también recoge el agradecimiento a su persona por “la magnífica labor que ha realizado al frente del instituto durante estos años y que, como fruto del impulso impartido, ha dado lugar al gran desarrollo que el IDR ha experimentado, el número de logros conseguidos y la cantidad de personas que han recibido formación o desarrollado su actividad investigadora en el mismo”.

Sobre Ángel Sanz

Doctor ingeniero aeronáutico (1983) e ingeniero aeronáutico (1978) por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Ligado a la docencia en la ETS Ingenieros Aeronáuticos desde que finalizó sus estudios, es catedrático del área de Ingeniería Aeroespacial desde 2001,  ha dirigido más de una quincena de tesis doctorales y contribuido con más de 80 publicaciones en revistas de prestigio.



Como investigador, sus líneas de actuación se encuadran en tres áreas: aerodinámica civil, tecnología espacial y física de fluidos en microgravedad. Ha realizado numerosos ensayos de aerodinámica para las verificaciones de medida de cargas de viento sobre edificios y estructuras. Ha desarrollado sustanciales labores de estudio en el campo de la mecánica de fluidos en condiciones de gravedad reducida, llegando a diseñar prototipos para investigación en combustión para el Fluid Science Laboratory para el módulo Columbus de la Estación Espacial Internacional. Y también destaca su pertenencia al grupo español que participó en un consorcio científico europeo con la tarea de desarrollar las cámaras OSIRIS de la misión Rosetta de exploración cometaria que hace unos meses fotografiaba el cometa 67 P/Churyumov-Gerasimenko.

Sin embargo, una de sus mayores contribuciones pertenece al ámbito de la tecnología espacial, ya que fue el director técnico del proyecto de lanzamiento del satélite UPMSat-1, el 7 de julio de 1995. Esté satélite, enteramente desarrollado en la UPM y enviado al espacio por el lanzador Ariane 4 desde la Guayana Francesa, es una prueba evidente de la posibilidad de puesta en funcionamiento de los trabajos de investigación del entorno universitario.

El profesor Sanz firma, junto con otros profesores, dos patentes: “Método de diseño, evaluación y optimización de sistemas basado en transmisión de señales pulsadas de ultrasonidos, destinados a la caracterización de flujos” (2003, entidades titulares: CIEMAT y UPM) y “Dispositivo y procedimiento de medida del efecto aerodinámico que produce el paso de trenes sobre el balasto” (2013, entidad titular: ADIF).

La Fundación General de la UPM ha galardonado sus labores de docencia e investigación. Como profesor joven menor de 32 años en 1987 y el premio de investigación, primero, en 1984 y compartido con Ignacio da Riva, Isidoro Martínez y José Meseguer, y en una segunda ocasión en solitario, en 1996.

En la ETSI Aeronáuticos, fue el subdirector de Investigación de 2004  a 2008. De 2006 a 2010 presidió la Asociación Nacional de Ingeniería del Viento (ANIV).

IDR, investigación y formación

El IDR cuenta con más de 40 años de trabajo y una constante en todo este tiempo ha sido la apuesta por la implicación de los estudiantes en sus proyectos, convirtiéndose así en un centro dual, de investigación y formación. Muchos de sus expertos investigadores pasaron en algún momento por los laboratorios y túneles de viento como becarios o estudiantes de posgrado y doctorado.

En cuanto a investigación, algunos de los proyectos más destacados en los que se está trabajando son dos satélites científicos y de demostración tecnológica: el UPMSat-2, continuación del exitoso microsatélite universitario de la UPM, y el UNION/LIAN-HÈ, en colaboración con la Universidad de Beihang, en Pekín, así como la participación en las misiones científicas de la ESA de exploración del sistema solar colaborando en los instrumentos SOPHI y EPD (misión Solar Orbiter dedicada al Sol), y los instrumentos IOH (RAMAN) y NOMAD para la misión ExoMars (exploración de Marte).

En el plano formativo, este curso 2014-2015 se lanzaba el Máster Universitario en Sistemas Espaciales (MUSE), primer título de posgrado oficial que se imparte desde un instituto universitario de investigación de la UPM. De carácter eminentemente práctico, ofrece, en 120 créditos, los conocimientos necesarios para comprender la metodología científica y tecnológica que gobierna la concepción y diseño de un sistema espacial. Ya se encuentra abierta la preinscripción para matricularse en la segunda edición.

La plantilla actual, de más de 30 personas, se divide en los dos Campus de Excelencia Internacional de la UPM donde el IDR tiene sus instalaciones. Por un lado, el Centro de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (CIDA) en el Campus de Montegancedo, y por otro, en la propia ETSI Aeronáutica y del Espacio, del Campus de Moncloa.