Universidad
Politécnica de Madrid

El ingeniero aeroespacial Juan C. Lasheras, doctor Honoris Causa por la UPM

La UPM ha investido a Juan C. Lasheras, ingeniero aeroespacial y director del Center for Medical Device and Instrumentation de la Universidad de California, doctor honoris causa.

                                                                     Discurso Rector       Lección inaugural
                                                                Laudatio         Discurso Juan C. Lasheras

03.10.11                                                                                       Vídeo de la ceremonia

Lasheras recibe la mayor distinción que concede la universidad “por sus méritos extraordinarios en el campo de la mecánica de fluidos y en el ámbito de la ingeniería biomédica”. Así lo destacó Javier Uceda, rector de la Universidad Politécnica de Madrid en la investidura del nuevo doctor, enmarcada en el acto de apertura del curso académico 2011/2012.

Juan C. Lasheras es ingeniero aeronáutico por la ETSI Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid (1975), en la que inició su actividad docente e investigadora en el campo de la Mecánica de Fluidos y Propulsión. También es Máster en Ingeniería Mecánica y Aeroespacial de la Universidad de Princeton (1979) y Ph.D. por esta misma universidad (1981).

profesorLa labor de este profesor es “ejemplo” de investigación multidisciplinar, explicó el rector de la UPM, ya que desde sus trabajos iniciales en el ámbito de la ingeniería Aeronáutica ha pasado a estudiar la biomecánica de fluidos, la hemodinámica vascular y a dirigir el Centro de Dispositivos Médicos e Instrumentación en el Instituto de Ingeniería en Medicina de la Universidad de California, en San Diego.

Lasheras desarrolla esta actividad interdisciplinar, convencido de que el siglo XXI es el “siglo de la biología y de la medicina”, en el que los científicos y técnicos “nos enfrentamos al gran reto de transformar las llamadas ciencias de la vida, que hasta hoy han sido altamente descriptivas, en ciencias cuantitativas y exactas”.

En opinión de Lasheras, la  integración de las técnicas de la ingeniería en las ciencias de la vida es esencial “para el desarrollo de mejoras en los diagnósticos clínicos, para el perfeccionamiento de técnicas de imágenes médicas, para el diseño de nuevos procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos, para el desarrollo de la tecnología de células madre y de la medicina regenerativa, o para el diseño de nuevos fármacos para combatir una enfermedad específica en cada paciente individual”.

Por su parte, el rector de la UPM aseguró que las innovaciones científicas están alterando el conjunto de herramientas, engineering toolbox, que tendrán que manejar en el futuro profesionales como los ingenieros. Cada vez más, la ingeniería basada en la ciencia exige conocimientos y herramientas compatibles con disciplinas como la nanotecnología o la biotecnología. “Los ingenieros, debemos incorporarnos a nuevas áreas, relacionadas con la fabricación de dispositivos, subsistemas o sistemas que interaccionan o cuyos materiales son propiamente células vivas”, añadió Javier Uceda.

Educar a los futuros científicos

El nuevo doctor honoris causa habló también del “gran reto” del siglo XXI: “rediseñar” el sistema educativo y de investigación para, con la especialización en áreas ya establecidas, fomentar la confluencia de ideas y las actividades pluridisciplinares esenciales para la creación de nuevas tecnologías.

apertura del actoUna línea emprendida por  la Universidad Politécnica de Madrid, con la creación del Centro de Investigación en Tecnología Biomédica, integrado por grupos de investigación de diversa naturaleza en colaboración con investigadores del CSIC, y de las universidades Complutense y Rey Juan Carlos. Desde este centro se desarrollan proyectos como Blue Brain, orientado al modelado del cerebro humano,  descrito por Javier de Felipe en la lección inaugural del curso “Ingeniería, arquitectura cerebral y la neurociencia del siglo XXI”.

Junto a esta iniciativa, la UPM propone nuevos esquemas de investigación e innovación abierta  en nuevas áreas. Es el caso del proyecto “Las ciudades del futuro”, que pretende agrupar un numeroso grupo en áreas tan variopintas como el urbanismo, la movilidad urbana, la energía o el medio ambiente, anunció su rector.

Sobre Juan Carlos Lasheras                                                                          Icono PDFCV 

En la actualidad, Juan C. Lasheras ocupa la cátedra Stanford (Saul) and Beberly Penner de Ciencias Aplicadas en los Departamentos de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial (MAE) y de Bioingeniería de la Universidad de California, San Diego, donde también es director del Center for Medical Device and Instrumentation, uno de los centros de excelencia del Instituto de Ingeniería en Medicina de esta Universidad.

Con sus investigaciones, Lasheras ha hecho destacadas y originales contribuciones en el extenso campo de la mecánica aplicada y, en particular, a la ciencia de la mecánica de fluidos, la combustión y la biomecánica. Entre sus rasgos personales, explicó el catedrático Amable Liñán en la Laudatio, destacan su “gran capacidad de trabajo, y una inteligencia sobresaliente, unidos a una gran curiosidad por entender los fenómenos físicos que intervienen en los procesos de la ingeniería y un gran empeño en identificar los mecanismos fundamentales que los controlan”.

La investigación básica de Lasheras ha originado 41 patentes en EEUU. Algunas de ellas han dado lugar a innovadores instrumentos médicos para cuidados en neurocirugía, traumatología, y paro cardiaco, que actualmente se utilizan en numerosos centros médicos en todo el mundo.

Memoria del Curso Académico                                                            Icono PDFMemoria académica

En este acto académico que inicia el curso, la secretaria general de la UPM, Cristina Pérez, dio lectura a la Memoria del pasado año académico, en el que ha habido un aumento de la matricula en grado en primer curso y de la nota de corte en la mayoría de las titulaciones que imparte la UPM. También de la demanda en los estudios de postgrado y se ha consolidado el número de tesis doctorales superando las doscientas.

Además, se entregaron las medallas al personal de la UPM con más de veinticinco años de servicio a la institución.