Universidad
Politécnica de Madrid

España tiene potencial para liderar la revolución digital

Es una de las conclusiones de la jornada “Transformación digital y formación permanente” organizada por el Consejo Social de la Universidad Politécnica de Madrid.

26.10.2017

¿Cómo influye en las empresas y en el mercado laboral la transformación digital? ¿Se puede hablar de una nueva revolución industrial, en este caso tecnológica? Y sobre todo, ¿qué papel debe jugar la formación para hacer frente a los retos que plantean las TIC? Estos han sido algunos de los temas abordados en la jornada “Transformación digital y formación permanente” que ha tenido lugar en el Paraninfo de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) organizada por el Consejo Social de esta universidad, fue inaugurada por el rector de la Universidad, Guillermo Cisneros y por el consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid,  Rafael Van Grieken, acompañados en la mesa por  el Presidente del Consejo Social, Julio Lage, que presentó las jornada y a los ponentes.

“Es indiscutible la necesidad de ligar la transformación digital y formación permanente en el ámbito académico y profesional”, ha asegurado el rector de la UPM, Guillermo Cisneros, durante la inauguración de esta jornada. “La sociedad de la información está en todas partes. Esto nos obliga a reinventarnos cada día, también en el ámbito de la formación, donde debemos transmitir a los estudiantes que la información debe transformarse en conocimiento y éste en sabiduría”, ha añadido.
El consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid,  Rafael Van Grieken, también ha intervenido en la jornada, asegurando que “la revolución digital tiene una dimensión muy similar a la que en su momento supuso la Revolución Industrial y en España tenemos potencial para liderarla”.

La jornada contó con una gran afluencia de público representantes del mundo empresarial, de las administraciones públicas y de la comunidad universitaria.

La primera conferencia trató sobre “Transformación Digital”, y corrió a cargo de Adolfo Ramírez, director general adjunto del Banco Santander, responsable de tecnológica y operaciones España, que puso de manifiesto que “se ha producido una tormenta tecnológica perfecta”.

“Cualquiera de estas tecnologías de la información por sí sola hubiera sido suficiente para generar un cambio, pero están coincidiendo todas en el tiempo y están afectando a todos los sectores y todos los modelos de negocio, ya que están dotando a los consumidores de un poder que antes no tenían”, ha añadido.

En este sentido, ha explicado que las empresas que sobrevivirán a la transformación digital son aquellas que tienen en el consumidor/cliente su eje central. “Las necesidades del consumidor deben centrar la cultura de la empresa y su estrategia”.

La segunda conferencia  versó sobre “Formación Permanente”. Fue impartida por Valentín Bote, director del Centro de Estudios, Randstad Research, que habló de los retos que la revolución digital plantea al mercado laboral. “Los perfiles profesionales más demandados van a seguir cambiando. Habrá una creación de empleo neto, pero en esa transición habrá profesiones ganadoras y perdedoras. Por primera vez, las empresas valoran en un candidato no solo lo que sabe sino el potencial de aprendizaje que puede tener a lo largo de su vida profesional”.

En cuanto a los perfiles que demandarán las empresas en la era digital, Bote ha señalado que “ya no solo se valoran los conocimientos técnicos, sino también habilidades como el liderazgo, la gestión de equipos, la solución de problemas, la negociación, la flexibilidad o la creatividad”.

Asimismo ha subrayado la falta de profesionales relacionados con disciplinas STEM en nuestro país y la creciente demanda de los mismos: “España tiene potencial para crear 1,25 millones de empleos relacionados con las profesiones STEM en los próximos 5 años, pero para lograrlo hay que cambiar las políticas de las administraciones y de las empresas”, ha añadido.

La clausura de la jornada corrió a cargo de Julio Lage, Presidente del Consejo Social de la UPM, que hizo un resumen de la jornada resaltando la relevancia de los asuntos tratados y ha señalado la importancia de que la UPM, una universidad tecnológica, esté presente en los cambios y forme parte de ellos mediante la formación que ofrece a las personas”. “Tenemos que explicar a nuestros estudiantes que no estamos ante una etapa de cambio, sino ante un cambio de etapa”.