Universidad
Politécnica de Madrid

Compromiso con el Medio Ambiente

El 22 de abril se celebró el Día Internacional de la Tierra. Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid explican su trabajo para mejorar la gestión de los bosques amazónicos.

20.04.12

El 22 de abril de 1970 se instauró por primera vez el Día Internacional de la Tierra con el objetivo de concienciar a la sociedad mundial de la necesidad de preservar nuestro planeta. Desgraciadamente, su celebración es cada día más necesaria, porque mediante el denominado cambio global (superpoblación, contaminación, deforestación,  pérdida acelerada de biodiversidad, desigual reparto de la riqueza y los recursos naturales y otros efectos relacionados) es cada vez más evidente que la humanidad amenaza con destruir no sólo su bienestar sino también su propia casa: el planeta Tierra.

TierraPrecisamente, uno de los ecosistemas más amenazados por su fragilidad y altísimos niveles de biodiversidad es el bosque lluvioso tropical. Y, dentro de él, una de sus variantes más originales, escasamente distribuidas y frágiles: el varillal o bosque sobre arena blanca. La Universidad Politécnica de Madrid contribuye a mejorar el conocimiento de este ecosistema y a hacer posible su gestión sustentable, a través de un trabajo de investigación desarrollado por los profesores Ruth de Oñate, Alfonso San Miguel y Sonia Roig Gómez, del departamento de Silvopascicultura de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes, en Iquitos (Perú).

El varillal es un tipo de bosque tropical lluvioso que se asienta sobre depósitos de arena blanca, extremadamente pobres en nutrientes. Por ello, es muy frágil y alberga numerosos endemismos. Sin embargo, es un bosque muy útil para las comunidades rurales, porque está dominado por numerosos árboles de pequeño diámetro y fustes muy rectos (de ahí lo de varillal) que, además, tienen una madera casi imputrescible. Por ello, suministra un material óptimo para la construcción de casas y puede verse amenazado por el incremento de esa demanda, que es de carácter local y escapa al control administrativo (“lo que no se exporta no importa”), convirtiéndose en “invisible” a muchos efectos.

almacenComo consecuencia de su distribución atomizada y de que los ríos son la única vía de comunicación en la zona, el acceso al varillal se realiza a pie, los árboles son cortados con machete y descortezados “in situ”, para dejarlos secar durante varias semanas.

Posteriormente, ya con menor densidad, las varas son transportadas a hombros hasta el arroyo o río más cercano y, desde allí, por flotación, hasta los poblados y, en su caso, Iquitos, donde pueden ser clasificados y vendidos. De hecho, el escaso dinero conseguido con estas ventas resulta esencial para la supervivencia de muchas familias campesinas.

El trabajo desarrollado hasta ahora, que se puede considerar pionero, ha contado con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el Instituto de Investigación de la Amazonia Peruana (IIAP), el Herbario Amazonense, la Reserva Alpahuayo-Mishana, la ONG Cedia y las comunidades locales. Se ha centrado en la difícil tarea de inventariar las especies presentes, la estructura del bosque y el efecto que sobre él provoca el aprovechamiento de sus recursos. Tampoco se ha olvidado de un aspecto esencial, que es el marco social y económico en el que se desarrolla la vida de los campesinos. 

gestion4El objetivo es contribuir al conocimiento de la estructura, la composición florística y el funcionamiento de este tipo de ecosistemas y, sobre todo, establecer las bases científicas y culturales necesarias para diseñar modelos de gestión sustentable de sus recursos.