Universidad
Politécnica de Madrid

La UPM validará la tecnología láser de las pymes

El proyecto Appolo reúne el conocimiento acumulado en laboratorios universitarios de toda Europa para aplicarlo en el control de calidad y el asesoramiento técnico.

26.05.14

El Centro Láser de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) lidera en España el proyecto Appolo, una iniciativa del Programa Marco de I+D+i de la Unión Europea para la validación y el control de la tecnología láser. De este modo, se encargará de aplicar en un futuro inmediato el control  de calidad y el asesoramiento técnico necesario para las industrias que desarrollen y/o deseen herramientas láser en campos de aplicación concretos. Forman parte del proyecto compañías como Abengoa Solar NT (del sector fotovoltaico) y Mondragón Assembliy, (especialista en máquina herramienta), una participación que aporta nuevos intercambios entre el mundo académico y el empresarial en I+D+i.

El objetivo principal de Appolo es facilitar a las pequeñas y medianas empresas (pymes), tanto a fabricantes de equipamiento optoelectrónico, como a usuarias de tecnología láser para la fabricación a pequeña escala, el conocimiento acumulado en laboratorios universitarios. Por ejemplo, control y guiado del haz láser, software, etc. Mediante esta ayuda, la pequeña industria del láser podrá beneficiarse de una mayor viabilidad en el proceso y desarrollo de herramientas, así como de la adaptación y personalización de sus equipos y, finalmente,  de la fiabilidad de los componentes. Además, las empresas también podrán validar sus herramientas para alcanzar nichos de mercado inicialmente no accesibles a las mismas, incrementando su competitividad y visibilidad en el mercado.

Junto al Centro Láser de la UPM, integran el consorcio Appolo  laboratorios de toda Europa, conectados mediante un concentrador virtual (hub) con el que compartir y acumular conocimientos e infraestructura en un entorno de fácil acceso. En esta línea, los propios centros participantes seleccionaron unas cuantas áreas de apoyo (clusters) para la validación de nuevas tecnologías láser en función de las más demandadas por las industrias del sector.

En principio, las empresas más interesadas por el proyecto son las relacionadas con la energía fotovoltaica, la electrónica flexible, la automoción e industrias gráficas (todas ya representadas en el consorcio). Pero, además, están todas aquellas otras que desarrollan equipos que pueden usarse en los procesos de fabricación, como, por ejemplo, las empresas de óptica, optoelectrónica, mecánica e integradores de máquina herramienta (igualmente presentes en el consorcio).

El proyecto está avalado por empresas, líderes en sus respectivos ámbitos, que actúan como usuarios finales en diferentes nichos de aplicación, de forma que se definen y validan los protocolos de actuación y asesoramiento de los laboratorios en las etapas previas de la cadena de valor. Por esta razón, se han  incluido, en un primer momento,  equipos de  interconexión monolítica de células solares CIGS mediante láser de pulsos ultra-cortos; texturización mediante láser para la industria automotriz; de procesos de impresión/decoración,  y de componentes para electrónica flexible 3D.





Appolo es una marca del Programa  Marco de la Unión Europea que surge tras distintos encuentros y congresos próximos a la tecnología láser, en el que centros de investigación de distintas universidades y empresas europeas decidieron compartir de forma permanente los conocimientos sobre la tecnología láser y aportarlos a la industria del sector. Este proyecto, además, es uno de los que aparece asociado a la iniciativa ICT: I4MS (ICT Innovation for Manufacturing SMEs),  una de las más relevantes que realiza la Comisión Europea de apoyo a pymes en el sector de fabricación y manufactura.

En opinión de expertos del Centro Láser de la UPM, aunque la fabricación de herramientas y componentes para sistemas láser no está tan desarrollado como en Alemania, Francia y Reino Unido, existen en España numerosas empresas usuarias  y comercializadoras de esta tecnología, lo que implica que será un sector con una gran auge en el futuro. Prueba de esta proyección  de futuro radica en el ámbito científico-tecnológico, por cuanto que  existen centros de investigación de reconocimiento internacional de las que podrán beneficiarse las  pymes, gracias al proyecto Appolo, para mejorar su posicionamiento en mercados nacionales e internacionales usuarios de esta tecnología.