Universidad
Politécnica de Madrid

¿Aguantará la batería de una cámara de vídeo las extremas condiciones de la estratosfera?

Una cámara de vídeo deportiva será la carga de pago que llevará la sonda Rockoon del LEEM en el lanzamiento previsto para el 16 de mayo desde Toledo.

14.05.15

El Laboratorio para Experimentación en Espacio y Microgravedad (LEEM) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), realizará el lanzamiento de la sonda Rockoon(Rocket+Balloon) el próximo 16 de mayo, desde Noves (Toledo). Este lanzamiento, previsto para el mes de abril, tuvo que posponerse por causas meteorológicas.

Rockoon es un proyecto de esta asociación de estudiantes y quince de ellos están detrás de su fabricación, incluyendo la electrónica, la estructura, el cohete y la estación de tierra. Se trata de una sonda estratosférica al uso, pero desde la cual se pueden lanzar uno o varios cohetes de sondeo. “Por tanto, contamos con una excepcional plataforma para la experimentación en microgravedad”, sostiene Germán García, vicepresidente de la división LEEM-UPM.

aeroY como tal plataforma de experimentación actuará en el próximo lanzamiento, en el que junto con la sonda viajará el proyecto ganador del concurso “Tu proyecto a la estratosfera” que ha promovido el LEEM entre los estudiantes, profesores y personal de la ETSI Aeronáutica y del Espacio de la UPM.

El ganador del concurso es Adrián Sabaté, un estudiante de cuarto curso de grado en Ingeniería Aeroespacial que, a pesar de estar este año en Suecia como estudiante Erasmus no ha perdido la oportunidad de plantear su reto al LEEM. El planteamiento era sencillo: “¿qué elemento quieres enviar a la estratrosfera para que sea probado?”

La idea de Adrián consiste en analizar los efectos de baja presión y temperatura sobre el rendimiento de las baterías de una cámara de vídeo deportiva (en particular el modelo GoPRo Hero3), así como la radiación sobre el propio sensor y la óptica. La sonda estará sometida a temperaturas de hasta 60 grados bajo cero, humedad, radiación y presiones muy bajas (0,01 atm), condiciones extremas que pondrán en jaque todos los sistemas que componen la cámara.

Adrián va más allá y se plantea si “¿es posible que los astronautas empiecen a usar cámaras comunes fuera de las naves espaciales?” e incluso aporta información complementaria a tener en cuenta: “la cámara ya ha subido en globo a 80.000 pies con éxito y grabado la superficie de la Tierra desde esa altura, pero con Rockoon alcanzaría una altura mayor y se usaría un cohete en lugar de un  globo”.

Al Congreso Internacional de Astronáutica en Jerusalén

Rockoon traspasará las fronteras no sólo hacia el cielo, sino también en el ámbito internacional. La Federación Internacional de Astronáutica (IAF, en inglés) ha seleccionado este trabajo del LEEM-UPM para que sea presentado (mediante un póster y una conferencia) en la edición número 66 del Congreso Internacional de Astronáutica(IAC) que se celebrará en el mes de octubre en Jerusalén.