Universidad
Politécnica de Madrid

El físico Joseph J. Monaghan, doctor honoris causa por la UPM

La Universidad Politécnica de Madrid ha distinguido como doctor honoris causa a Joseph J. Monaghan, creador del SPH, un método de partículas aplicado en la investigación y la industria para resolver problemas de dinámica de fluidos.

16.06.17

Icono PDFDiscurso del rector
Icono PDF
Discurso J.J. Monaghan
Icono PDF
Laudatio

El professor de la School of Mathematical Sciences de la Universidad Monash (Melbourne-Australia), Joseph J. Monaghan, ha sido nombrado doctor honoris causa por la Universidad Politécnica de Madrid, en un acto presidido por su rector, Guillermo Cisneros. En el mismo,  se han investido a los nuevos doctores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la UPM.

Monaghan es el creador del SPH (Smoothed Particle Hydrodynamics), un método sin malla que permite resolver las ecuaciones de la Mecánica de Fluidos, y simular determinados problemas en astrofísica, generación de oleaje, efectos especiales de fluidos en cinematografía y en impacto de proyectiles a gran velocidad.

honoris1

Antonio Souto, padrino del nuevo doctor y profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de la UPM, resaltó que este nombramiento “pone en valor un campo, los métodos computacionales en mecánica de fluidos, que ha transformado el modo en que ésta es tratada en la industria y en la Universidad”.

El trabajo realizado por Monaghan ha supuesto progresos relevantes en diversos ámbitos como en la formación de estrellas, el efecto de los campos magnéticos en la dinámica de gases, aplicaciones a los gases de polvo, incluyendo los de la astrofísica y los de las erupciones volcánicas, aplicaciones a la industria de simulación de fluidos en efectos especiales, entre otros.

El profesor Souto también destacó que, con este reconocimiento, la UPM concede su categoría académica más importante a “una persona que no es un ingeniero, pero que investiga en física, matemáticas y computación, creando métodos y herramientas que son importantes para los ingenieros”. Y es que el sentido último de este honoris, añadió su padrino, “es poner en valor la figura del profesor Monaghan presentando su trabajo y carrera como un modelo para nuestros jóvenes estudiantes, para que sean mejores ingenieros y mejores personas”.

Ese valor del trabajo del ingeniero en la sociedad es algo que también resaltó el rector de la UPM, Guillermo Cisneros, para quien “las instituciones de educación superior tenemos una responsabilidad y un papel crucial que jugar a la hora de afrontar los retos globales de nuestra sociedad. Tenemos la obligación de contribuir a su resolución mediante la generación de nuevos conocimientos y a la educación de personas con talento”.

Además, resaltó que la Universidad Politécnica de Madrid, como universidad tecnológica de referencia, tiene la obligación de “transferir este conocimiento a las empresas que forman parte de nuestro ecosistema universitario”.

Guillermo Cisneros también destacó que la UPM es reconocida por empresas a nivel internacional, por la formación que en materias científicas y técnicas que reciben sus ingenieros. “No se puede formar a un ingeniero, y así lo reconocen las principales agencias de acreditación internacional de titulaciones, sin que tengan amplios conocimientos en materias científicas. Eso es lo que les va a permitir desarrollarse y reinventarse profesionalmente”, añadió.

honoris2

Con ello coincidió el profesor Monaghan quién en su discurso subrayó que una universidad que desee tener éxito también debe perseguir la excelencia. “Debe aspirar a atraer y apoyar a los mejores investigadores donde quiera que estén. Una vez logrado esto, los mejores estudiantes se sentirán atraídos a la Universidad por el trabajo y la reputación del personal”.