USRE - Unidad de Seg. de Recursos Externos


Consulta de Proyectos


SALIR


  Tipos de Convenios

Los diferentes tipos de convenios que pueden establecer con entidades públicas y privadas pueden dividirse en tres grupos. Existen modelos tipo adaptados a la legislación vigente, que pueden emplearse como guía para la preparación del documento. Una vez redactado, si se elige la gestión económica OTT, es aconsejable enviar un borrador a la URSE para su revisión, para evitar ulteriores correcciones que retrasarían su gestión:
  Convenios Marco:

Acuerdos institucionales, Acuerdos Marco, etc. Son convenios en los que se expresa la intención de establecer una relación duradera con otra entidad, que se puede concretar en una serie de actuaciones específicas.

El Convenio Marco marca el comienzo de relaciones de una entidad con la UPM, para encuadrar en él ulteriores Convenios Específicos con Departamentos, Institutos Universitarios, Escuelas o Facultades o Grupos Reconocidos de Investigación.

Es un contrato para contratar (apunta intenciones), sin señalamiento de más obligación concreta que el motivo y contenido de los convenios específicos, que establecerán las obligaciones y remuneraciones concretas.

Van firmados por el Rector en nombre de la UPM, aunque el convenio puede referenciar a un Centro o Departamento cuyas actividades sean afines a la entidad. Las actuaciones no se incluyen en el Convenio Marco, sino que se desarrollan en Convenios específicos (ver más adelante) redactados al amparo del mismo.

Los Convenios Marco se usan cuando se realizan colaboraciones de forma habitual con una gran empresa, o con un ente u organismo de la Administración. La iniciativa de su firma puede partir de un grupo o Departamento, aunque conviene comunicar al Rectorado tal iniciativa, antes de iniciar conversaciones con la otra parte. Como norma general, no se aceptará la firma de Convenios Marco "vacíos", es decir, que no vayan acompañados de al menos un Convenio Específico que los sustancie.


  Convenios Específicos y Contratos:

Son convenios de prestación de servicios, en los que se realizan tareas de asesoramiento, investigación, caracterización, desarrollo, estudio, etc., recibiendo a cambio una contraprestación económica. Se fundamentan en el Artículo 83 de la LOU, y en los artículos 105 y siguientes de los Estatutos de la UPM.

La diferencia entre Convenios y Contratos es que los Contratos se conciben para ser suscritos entre la UPM y una entidad privada, o pública, pero actuando en régimen de Derecho Privado (civil, mercantil). En los Convenios, sin embargo, uno o ambos firmantes precisan ayuda para el ejercicio de sus potestades públicas. En la práctica, el clausulado de unos y otros es idéntico, y la denominación Convenio o Contrato se hará en función de quién sea la otra parte.

El clausulado varía ligeramente si el Convenio o Contrato se firma al amparo de un Acuerdo Marco o no. Se incluyen dos ejemplos, un Convenio con Acuerdo Marco y un Contrato sin él. Pueden deducirse fácilmente los casos restantes.

Son especialmente relevantes las cláusulas que afectan a Confidencialidad y a Propiedad (Intelectual e Industrial) de los resultados. Se ofrecen distintas versiones, y se pide un esfuerzo a los investigadores para conseguir que estos aspecto fundamentales sean en lo posible más favorables a la UPM.

De acuerdo con la Normativa actual, los Convenios Específicos y Contratos pueden ser firmados por:

    El Rector
    El Director del Departamento
    El responsable de un grupo de investigación (aún sin regular)
    Un profesor de la plantilla de la UPM
   
Nota: Existe un modelo simplificado (Modelo 5) que puede aplicarse en ciertos casos. Véase Documentación



  La UPM como Entidad Contratante:

Los mismos ejemplos de Convenios y Contratos pueden emplearse, cambiando los actores, para los casos en que la UPM sea la parte contratante. En la mayoría de casos, estos contratos suelen ser consecuencia de otro en que se solicita una prestación de servicios a la UPM por parte de un tercero. Para llevar a cabo esa prestación, la UPM necesita subcontratar a otra empresa o administración.

En cualquier caso, debe tenerse en cuenta que si la UPM actúa como contratante, los fondos quedan sujetos a la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. En la práctica, esto significa que para cualquier cantidad superior a 12.000€ deben solicitarse tres ofertas, y si la cantidad rebasa los 30.000€, ha de convocarse un concurso público. Para evitar estos trámites se recomienda incluir a las tres partes dentro del convenio, de manera que la UPM no actúe de intermediario. No se aplica la Ley de Contratos cuando la UPM se limita a distribuir unos fondos previamente acordados en un Convenio (caso, por ejemplo, de los proyectos europeos coordinados desde la UPM). En caso de duda, se sugiere realizar una consulta previa a la USRE.


  Subvenciones: Son ayudas a fondo perdido concedidas por organismos o entidades con un determinado propósito. La diferencia fundamental con los convenios específicos es que no existe prestación de servicios. El ejemplo más típico son los proyectos I+D de investigación y desarrollo (CICyT, CAM, etc.), que se gestionan a través del Vicerrectorado de Investigación.
Las subvenciones concedidas por empresas u otros organismos se gestionan a través de la USRE.
No se incluye modelo tipo, puesto que no se adapta a un formato fijo.
  Prórrogas: Si está contemplado en el clausulado del convenio original, se puede prorrogar. Hay que acompañar nuevos modelos 1 y 4, en su caso, por el periodo de prórroga.

    prorrogas.doc     [26 Kb]
    prorrogas.pdf     [30 Kb]
  Convenios de Cooperación Educativa: Son Convenios con Empresas para la formación de alumnos de grado. Se exige que el trabajo asignado en la empresa tenga carácter formativo, y para ello se nombra un profesor tutor de la UPM (además del responsable en la empresa) que cuida de los aspectos académicos y avala la concesión de créditos al alumno. La remuneración es a convenir. El convenio puede contener una aportación al Departamento responsable, al margen de la beca del alumno. En ningún caso se puede detraer cantidad alguna de la propia beca.

Estos convenios son gestionados habitualmente por el COIE. Consulte la página

http://www.coie.upm.es/public/index.php

que se encarga además de localizar candidatos. La gestión económica (pago al alumno becario) la realiza directamente la empresa. Alternativamente, se pueden tramitar a través de esta Unidad, y la gestión económica pasa a la OTT.

El convenio es anterior o simultáneo a la provisión de alumnos. Una vez firmado el convenio con la empresa, cada alumno en prácticas figurará en un Anexo donde se especificará el periodo y la remuneración económica.

    cooperacion_educativa.rtf     [17 Kb]
    cooperacion_educativa.pdf     [102 Kb]