Logo UPM

institucional

Palabra o palabras clave para realizar la búsqueda
Ingeniamos el futuro Acceder al menú accesible

Chips para detección de la malaria

Entrevista al decano de la Escuela de Ingeniería del MIT, Subra Suresh, nuevo Doctor Honoris Causa por la UPM y uno de los investigadores más prestigiosos en la actualidad.

23.02.10

Reconocido internacionalmente como pionero en la transferencia de descubrimientos científicos a aplicaciones de ingeniería, Subra Suresh, Decano y profesor de la Escuela de Ingeniería del MIT, Massachussets Institute of Technology (EEUU), se ha convertido en el artífice de una revolución que va a cambiar la manera en la que hoy se entienden las Ciencias de la Ingeniería, por ir más allá de las rígidas fronteras disciplinarias establecidas. Experto en la investigación de la nanomecánica celular y molecular relacionada con las enfermedades infecciosas y el cáncer, Suresh ha desarrollado además importantes contribuciones científicas que le han llevado a formar parte de las más prestigiosas instituciones, entre ellas, la US National Academy of Engineering y la American Academy of Arts and Sciences.

Descubrimientos relacionados con una proteína que transporta el parásito causante de la malaria, Plasmodium Falciparum, y que provoca que los glóbulos rojos de la sangre se vuelvan rígidos y pierdan su capacidad para deformarse y circular a través de los finísimos capilares sanguíneos, han posicionado a Suresh entre los diez investigadores más prestigiosos del mundo, según refleja el top 10 que elaboró la revista MIT´s Technology Review en el año 2006. A esta distinción se suma la investidura Honoris Causa que la UPM le ha otorgado recientemente, en reconocimiento a sus contribuciones científicas. En todas ellas, su carácter interdisciplinar es precisamente, el que le ha permitido ser pionero en su trabajo y aportar contribuciones originales en las intersecciones entre la Ciencia de los Materiales, Física, Mecánica, Biología y Medicina.

Subra SureshPregunta. En este siglo XXI ¿qué fronteras de la Medicina y la biología superaremos gracias a la Ingeniería y la Ciencia de Materiales? ¿Qué resultado inmediato tendrá en la sociedad?

Respuesta. Si nos fijamos en los últimos 50 años, los principales avances se han producido gracias a la confluencia/unión de estos campos tan diversos. Por ejemplo, uno de los avances más importantes relacionados con la Ciencia de Materiales es el desarrollo de tecnologías destinadas a crear computer chips, que permitirán detectar enfermedades como la malaria de una manera más barata (unos 20 céntimos) y rápida. Existe, por tanto, una conexión entre la biología y la ingeniería para entender la malaria. Sus aplicaciones sociales beneficiarán especialmente a los países del tercer mundo localizados en África, Latinoamérica y Asia, donde la malaria es la enfermedad más extendida. Cada año afecta a 400 millones de personas, (el 8% de la población mundial) y mueren cerca de dos millones.

P. Sus investigaciones en las áreas de la nanotecnología y la nanomecánica celular y molecular han significado importantes contribuciones en la investigación relacionada con el cáncer. ¿Cuáles son los últimos avances en este ámbito?

R. En la actualidad, existen muchas técnicas disponibles para lograr detectar el cáncer, con una tasa de éxito del 70%. Tenemos muchas pistas para mejorar estas técnicas pero no soluciones para elevar este porcentaje. Lo más importante es integrar todas las herramientas que tenemos desde la perspectiva de la ingeniería, biología, química, genética, nanotecnología…Es decir, crear proyectos interdisciplinares. Si utilizamos todas ellas de una manera conjunta, podremos obtener mejores resultados. En este sentido, estamos avanzando gracias una relación más cercana entre biólogos e ingenieros que hace años era prácticamente inexistente. Tenemos lenguajes diferentes pero resulta muy ventajoso trabajar juntos. Por ejemplo, en los últimos años la mayor parte de las universidades de los Estados Unidos han creado un nuevo departamento llamado Ingeniería Biológica (Biological Engineering).

Subra SureshP. La Genética será una de las bases de la revolución tecnológica que transformará el siglo XXI ¿qué papel jugará la ética en este proceso y qué límites puede marcar?

R. Todas las tecnologías, no sólo la genética, tienen un lado positivo y otro negativo, cualquiera de ellas puede generar problemas. Debemos ser conscientes de ello y actuar en consecuencia respetando ciertas regulaciones. Por ejemplo la National Academic of Engineering ha elaborado un informe sobre los grandes logros que ha obtenido la ingeniería en el pasado, donde también menciona los grandes retos de ésta para el siglo XXI, entre ellos su respeto hacia el medioambiente. Precisamente, enlazando con este tema y por obvias razones éticas, un equipo de 10 expertos del Departamento de Biología del MIT está tratando de experimentar vacunas contra la malaria en los denominados humanized mouse model (modelo de ratón humanizado), con la intención de poder utilizarlas en un futuro en el cuerpo humano.

P. ¿Cómo avanza la Ingeniería y la Ciencia de Materiales desde un punto de vista global, si establecemos una comparativa entre zonas a nivel internacional?

R. Hace poco leí un artículo en el Financial Times que me llamó la atención y con el que estoy de acuerdo. Publicaba una comparativa respecto a la inversión en I+D Science Research que habían realizado cuatro economías emergentes, Brasil, Rusia, India y China en los últimos cinco años. China había experimentado el mayor crecimiento en investigaciones científicas, superando a los Estados Unidos aunque éstos continúen liderando el sector. Aunque algunos sigan pensando que su liderazgo será indiscutible durante años, existe otra tendencia que se inclina más por un futuro en el que las cosas puedan cambiar y se produzca el efecto contrario a la llegada masiva de expertos a los Estados Unidos. Puede que éstos vuelvan a sus países de origen o emigren a otros como China. Un dato muy significativo es que, en la actualidad, la lengua extranjera más demandada en las universidades estadounidenses es el chino. Así que pienso que lo que nos depare el futuro puede ser muy interesante.

 

 

Politécnica Virtual
Ciuddad del futuro
Tienda UPM