Observatorio de I+D+i UPM

Memorias de investigación
Artículos en revistas:
Superman, rascacielos y crimen
Año:2013
Áreas de investigación
  • Arquitectura
Datos
Descripción
Superman, rascacielos y crimen Informes, noticias y supersticiones acerca de la relación entre crimen y ciudad han sido populares desde hace mucho tiempo. Las historias de criminales escondidos en el laberinto de calles oscuras, duras y solitarias de la ciudad, de víctimas ocultas y alienadas por una estructura opresiva, una jungla de cemento y asfalto que convierte a sus habitantes en potenciales víctimas o verdugos, han sido repetidas desde que existen las ciudades. La relación ente ciudad y crimen es tan popular que parecen inseparables, hermanos siameses, dos caras de la misma realidad. Quizá esta relación tenga base firme, pero es también posible que su característica fundamental sea precisamente su popularidad, es decir, cómo nuestra visión de la misma ha sido formada a través de la cultura popular. Para simplificar, podemos reducir el argumento a la ciudad de Nueva York, campo de batalla del crimen urbano en EEUU, tanto del crimen en sí, como de sus posibles causas y evolución. De forma conveniente, Nueva York es también la ciudad que se ha convertido, desde hace un siglo, en sinónimo de rascacielos, así que el argumento está servido? La discusión más reciente, y conocida, en la cultura popular al respecto del crimen (y la ciudad) es la que se ha producido alrededor de la teoría de las ?ventanas rotas? (?the broken window theory?), aplicada por Rudy Giuliani en Nueva York en conjunción con el programa CompStat, y que el conocido periodista Malcolm Gladwell recogió en su libro ?The Tipping Point?. La idea es que el cuidado del entorno cercano mediante la persecución y la adjudicación de penas por maltrato a la propiedad, pequeños actos de vandalismo, etc. Tiene una influencia decisiva a la hora de eliminar la ?atmósfera? de permisividad y desorden que permite o anima a la comisión de crímenes mayores. Por supuesto, y ni que decir tiene, que esta discusión se centra alrededor del crimen común, y poco o nada tiene que ver con el crimen financiero o de guante blanco, que tuvo el epicentro de su particular epidemia, precisamente, en la ciudad de los rascacielos y que fue destapado no por la acción de ninguna acción policial o judicial, sino por la fuerza de los hechos. Volveremos a esto algo más tarde. Las discusiones alrededor de las causas y la evolución del crimen tienen otras implicaciones mayores y, algunas de ellas, como la relativa a la influencia de la herencia genética o de la educación (es decir, si se nace o se hace), la creencia en la existencia de razas inferiores, más propensas al crimen y a comportamientos ?asociales?, etc., nos recuerdan a los peores momentos de la historia de la humanidad, sucedidos hace relativamente poco tiempo aún, en el centro de nuestra civilizada Europa? En este caso, y quizá no de forma sorpresiva, fue la raza autodenominada superior la que cometió mayor número de crímenes y comportamientos claramente asociales, con el agravante de alevosía y premeditación. En relación al tema que nos ocupa, ningún campo de concentración o exterminio parece haber tenido una estructura de rascacielos (ni haber necesitado o dependido de un entorno especialmente urbano en su génesis o desarrollo en ninguna de sus fases), sino que la tipología edificatoria más cercana a los mismos se acerca a la del matadero. Steven Pinker da razones para el optimismo en ?The Better Angels of Our Nature?, donde argumenta (aún con muchos problemas a la hora de tratar el Holocausto) la progresiva pacificación de las relaciones humanas y la posibilidad creciente de disfrutar de una muerte natural (en esencia, la reducción del crimen). Un estudio anterior, de Lewis Richardson, aunque limitado únicamente a la historia reciente de las guerras, parece decir algo parecido. Si debemos hacer caso a estos estudios, a medida que el mundo se ha convertido en más urbano, cuanto más porcentaje de la población vive en ciudades, más posibilidades hay de que se produzca una reducción del crimen y de sus peores consecuencias..
Internacional
Si
JCR del ISI
No
Título de la revista
Pasajes de Arquitectura y Crítica
ISSN
1575-1937
Factor de impacto JCR
Información de impacto
Volumen
DOI
Número de revista
129
Desde la página
45
Hasta la página
48
Mes
SEPTIEMBRE
Ranking
Esta actividad pertenece a memorias de investigación
Participantes
  • Autor: Angel Borrego Cubero (UPM)
Grupos de investigación, Departamentos, Centros e Institutos de I+D+i relacionados
  • Creador: Departamento: Proyectos Arquitectónicos
S2i 2021 Observatorio de investigación @ UPM con la colaboración del Consejo Social UPM
Cofinanciación del MINECO en el marco del Programa INNCIDE 2011 (OTR-2011-0236)
Cofinanciación del MINECO en el marco del Programa INNPACTO (IPT-020000-2010-22)