General, Investigación

Monitorizar la actividad solar, un proyecto de microsatélite de estudiantes de la UPM

El proyecto de microsatélite de un grupo de estudiantes de quinto curso de la ETSI Aeronáuticos de la UPM, entre los 13 mejores a nivel mundial presentados al concurso Spacemic.

Promovido por la Universidad de Tokio, el concurso Spacemic (Mission Idea Contest for Micro/Nano Satellite Utilization) abre la puerta a una nueva forma de exploración y explotación del espacio, permitiendo que ingenieros y estudiantes universitarios presenten sus ideas y que éstas adquieran relevancia internacional.

Seis estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), inscritos como el equipo JPN2,  han participado en este concurso de ideas en la categoría 1: Mission Idea and Satellite Design, que consiste en diseñar un satélite de un peso inferior a 50 kg, con una misión libre.

El jurado, que valora tanto la novedad y originalidad del proyecto, como su viabilidad técnica y económica, ha seleccionado el proyecto de los estudiantes de la UPM como semifinalista. Esto les convierte en el único equipo español que ha pasado esta fase de los 13 seleccionados (siete como finalistas y seis como semifinalistas).

Una única plataforma para múltiples misiones científicas

Estos alumnos de último curso de Ingeniería Aeronáutica han elegido como misión el estudio del astro rey. Entre sus objetivos se encuentran: la medida y monitorización de la irradiancia solar; la medida y monitorización del campo magnético terrestre y la obtención de datos científicos fiables sobre la concentración de iones, electrones y gas neutro en la exosfera. Todo ello permitiría evaluar la influencia de los cambios del ciclo solar en los parámetros de la atmósfera exterior con la mayor precisión posible.

El resultado es ASAT (Ad Solis, Ad Terram), un anteproyecto de microsatélite de bajo peso con capacidad para llevar a cabo varias misiones en una única plataforma de bajo coste. Entender la actividad solar, mediante un modelado fiel de la evolución y conducta del Sol, permitiría reducir el daño que en instalaciones de la Tierra pueden causar llamaradas y tormentas solares de alta intensidad, a la vez que se puede profundizar en el conocimiento del cambio y la evolución del clima de nuestro planeta. A ello se suma la creciente preocupación por la influencia del sol en la salud humana que podrá ser mejor estudiada si se dispone de medidas precisas del comportamiento solar.

Las tareas de los diferentes subsistemas que componen el satélite se han dividido entre los seis estudiantes del siguiente modo: Oliver Vingut, project manager; Covadonga Pardo, sistema de propulsión y maniobra; Gerardo González, estructura y control térmico; Javier Hernando, control orbital y de actitud, David Arnas, análisis de misión, y Jorge Alonso, EPS, comunicaciones y CDHS.

Los participantes han tenido que presentar su proyecto mediante un documento técnico en el que se detallan la necesidad del proyecto, los objetivos de la misión, las operaciones (incluyendo el segmento de tierra, el segmento espacial y el lanzamiento), los parámetros clave de funcionamiento, los riesgos del proyecto, el plan de implementación del mismo y las referencias bibliográficas empleadas.

Presentación en Japón en octubre

“Alcanzar las semifinales compitiendo con instituciones como la fuerza aérea estadounidense, el MIT y un gran número de universidades de prestigio a nivel mundial supone un gran orgullo”, explican los estudiantes de la UPM. “Creemos que el jurado ha valorado positivamente la dificultad que suponía la integración de estas misiones científicas, así como las soluciones que se ha aportado para poder llevarlas a cabo, siempre dentro de las alternativas tecnológicas comerciales disponibles”.

El concurso no ha llegado a su fin. La última etapa de la segunda edición de Spacemic consiste en la presentación del trabajo en Nagoya el 10 de octubre, durante el 4º Simposio de Nanosatélites de Japón. A ella acudirá un representante del equipo español para dar a conocer su proyecto.

Aplicar los conocimientos a un problema real

Los estudiantes de la ETSI Aeronáuticos realizaron este trabajo como parte de la asignatura de Vehículos Espaciales-II de su carrera universitaria. Como explica la catedrática de la UPM Ana Laverón, “dicha asignatura está enfocada a que los alumnos desarrollen un anteproyecto que consiste en el diseño conceptual de una misión, para lo que tienen que identificar el objetivo de la misión, hacer el análisis de la misma y finalmente el diseño conceptual del sistema completo”. Este curso se constató la posibilidad de presentar estos proyectos a concursos internacionales y animados por sus profesores, así lo hicieron.

Esta forma de impartir los conocimientos permite a los estudiantes trabajar como si ya estuvieran inmersos en su actividad profesional. “Aplicamos una metodología de aprendizaje basada en proyectos para que los alumnos se enfrenten a un problema real en el que es indispensable tomar decisiones y trabajar en equipo”, concluye la profesora.

Comunicación UPM

2 Comments

Miguel

¡Enhorabuena a todos los componentes del equipo!

Cabe destacar que es la segunda vez que la UPM consigue ser semifinalista en este concurso (el año pasado por parte de un equipo de la ETSI Telecomunicación), asi que es todo un logro.

¡A ver si para próximas ediciones conseguimos un hueco entre los finalistas! 🙂

Reply
Gerardo González

Gracias Miguel!!

El equipo ha trabajado durante este tiempo para conseguir llegar lo más lejos posible. El puesto de semifinalistas nos satisface muchísimo y nos anima a continuar trabajando en esto que tanto nos gusta, todo lo relacionado con el espacio. Queda mucho por desarrollar, por investigar y por descubrir.

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *