Universidad
Politécnica de Madrid

“A esa edad en la que la gente madura y toma decisiones sobre lo que quiere ser, decidí seguir soñando”

Vanesa Gómez, ingeniera informática por la UPM, trabaja actualmente en las oficinas de la NASA en Sillicon Valley. Desde allí, anima a los jóvenes a perseguir sus sueños y a convertir en su trabajo algo que realmente les apasione.

12.01.2018

Apasionada de la informática, el espacio, la robótica y en general la tecnología y la ciencia, Vanesa Gómez es titulada en informática por la Universidad Politécnica de Madrid y tiene un máster en Sistemas Espaciales de la International Space University de Estrasburgo. Su trabajo  en las oficinas de la NASA en Sillicon Valley es la prueba de que los “sueños también se hacen realidad”. Desde allí estudia cómo se regulará el tráfico aéreo en el futuro simulando “autopistas en el cielo” por las que en unos años podrían circular “coches voladores”.
Hablamos con ella sobre su decisión de convertirse en ingeniera, su paso por la UPM y cómo ve su futuro.

Pregunta: Te declaras amante de la informática y de todo lo relacionado con el espacio, una combinación que te llevó a estudiar ingeniería informática. ¿Cómo surge en ti esa pasión por la ciencia?
Respuesta: Como la mayoría de los ingenieros, desde pequeña me entusiasmaba desmontar aparatos y hacer experimentos. Me fascinaba leer libros y ver películas de ciencia ficción, y soñaba con ser astronauta. Al llegar a esa edad en la que la gente madura y toma decisiones prácticas yo decidí seguir soñando.

P.- ¿Por qué te decidiste por la UPM? ¿Cómo recuerdas tus años de carrera en esta universidad madrileña?

R.- La UPM tiene muy buena reputación a nivel formativo, y como pude comprobar más adelante, su fama es bien fundada. Son los años más bonitos que recuerdo, por primera vez dedicarme 100% a mi pasión, tener amigos con mis mismas inquietudes... por no mencionar las asociaciones de rol, manga y videojuegos, claro.

P.-  Trabajas en la NASA, el sueño, sin duda de muchos ingenieros. ¿Cómo te ha ayudado la formación que has recibido en la UPM a llegar a donde estás en la actualidad? ¿Se valora fuera la formación recibida en la Universidad Politécnica? ¿Qué opinión existe de nuestros ingenieros?

R.- No podría haber llegado tan lejos sin una formación académica fuerte, tanto en mi ingeniería como en mi master. Desafortunadamente los españoles no emigramos tanto como en otros países, por lo que no hay una opinión establecida sobre nosotros.

P.-  Se habla mucho de la falta de vocaciones científicas, más aún en el ámbito de la ingeniería, entre las mujeres. ¿Qué les dirías a las chicas que quieren ser ingenieras?

R.- Les diría lo mismo que a los hombres. Que sigan sus sueños, que tengan cuidado con el "síndrome del impostor" y que aprendan que no hay que esperar a triunfar para ser feliz, sino que hay que ser feliz y apasionado por tu trabajo para triunfar.

P.- La NASA, la Agencia Espacial Europea, son puestos de trabajo con los que todo ingeniero sueña y que tú has hecho realidad… ¿Hay algún sueño que te quede por cumplir en lo laboral?

R.- ¡Miles! Tantas galaxias por descubrir, tantos planetas por visitar... y tanto por conocer también en la tierra, visto desde el cielo. El sector espacial es uno de los más apasionantes.

P.-  ¿Cómo es el día a día de Vanesa Gómez González en la NASA? Muchos pensarán en un trabajo sin apenas tiempo para ti y con mucho estrés a diario….

R.- Mi rutina es bastante parecida a la de cualquier ingeniero, pero trabajar en un centro como la NASA te da la oportunidad de conocer gente que trabaja en proyectos futuristas, innovadores... En Silicon Valley todo el mundo tiene proyectos personales paralelos que surgen de la sinergia entre gente con mucho talento y sin miedo a diseñar todo tipo de tecnologías.

P.-  Pese a lo que muchos pensamos, la NASA no trabaja solo en tecnología espacial, sino también en tecnologías futuristas, un campo al que tú estás dedicada. ¿En qué consiste tu trabajo en la actualidad?

R.- He trabajado en varios proyectos, la mayoría relacionados con el espacio pero ahora me estoy centrando en desarrollar simulaciones de "autopistas en el cielo", planificando el control aéreo de los "coches voladores" del futuro en áreas de alta densidad.

P.-  De las tecnologías futuristas que veremos en el futuro y en las que estáis trabajando. ¿Cuál es la que te parece más interesante? ¿Y cuál la que crees que será más fácil que se haga realidad?

R.- Últimamente estoy muy interesada en biohacking. Cómo optimizar nuestro cuerpo y mente con la ayuda de los nuevos avances tecnológicos en medicina, robótica, implantes... Incluso hay muchos proyectos orientados a prolongar nuestra longevidad. Otro proyecto que me entusiasma es Moon Village, que consiste en construir una estación de investigación en la luna. Parece que es un proyecto que las grandes agencias espaciales están centrando su atención últimamente y sería muy interesante.

P.-  ¿Qué consejo darías a los jóvenes que actualmente están cursando sus estudios en la UPM?

R.- Que trabajen en el extranjero una temporada, es una experiencia por la que todo el mundo debería pasar. Que no esperen a estar cien por cien preparados para lanzarse (nunca creemos que estamos preparados). Que elijan dos disciplinas que les apasione (por ejemplo en mi caso es informática y espacio) y que se especialicen en  el nexo de unión entre ambas, sobre todo si es algo innovador. Que es importante ser ambiciosos y apuntar alto, pero siempre con valores éticos. Que disfruten su paso por la universidad, es una de las etapas más bonitas de la vida.