Universidad
Politécnica de Madrid

Francisco de Ettenhard

ETTENHARD Y ABARCA, Francisco Antonio de

Compendio de los fundamentos de la verdadera destreza y filosofía de las armas … - En Madrid : por Antonio de Zafra, 1675
[36], 391 p. : il. ; 4º
(Fac. de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Biblioteca, sign.: XVII-17)

La escuela española de esgrima, iniciada en el siglo XVI por el maestro de esgrima  Carranza, y continuada por Pacheco de Narváez en el siglo XVII, tuvo su defensa ante la escuela italiana, entre otros maestros, en Francisco de Ettenhard y Abarca, autor del tratado de esgrima Compendio de los fundamentos de la verdadera destreza y filosofía de las armas.

Escrito por Francisco de Ettenhard y publicado en Madrid por Antonio de Zafra en 1675, es un interesante tratado, reseñado en  bibliografías e historias de esgrima como las de Gelli, Egerton Castle, Moreno y Leguina, donde figura como una de las obras de esgrima significativas en el  XVII español.

Su autor ha pasado a la posteridad no sólo por su conocimiento del arte de la esgrima, sino también como grabador y aficionado a la pintura. De hecho, a su mano se debe el retrato de Calderón de la Barca que figuraba en el Obelisco fúnebre a la memoria del poeta, y también son suyos los grabados del propio Compendio. Su nombre completo era Francisco Antonio de Ettenhard y Abarca.

Era noble, Caballero de la Orden de Calatrava, y, según recoge el repertorio de los Hijos de Madrid  ilustres, sirvió desde sus primeros años al rey Carlos II como Capitán Teniente de su Real Guardia alemana hasta que dicha guardia fue reformada por el monarca Felipe V. Desde entonces se dedicó completamente a las artes que hasta ese momento había cultivado como aficionado, la esgrima y la pintura. Antonio Palomino de Castro en su obra El Museo Pictórico y Escala Óptica, Teórica de la Pintura, aludió a su dedicación a la pintura diciendo: “Junta ésta de la pintura con otras muchas prendas de que se adorna su lúcido ingenio”. Ettenhard murió en Madrid, hacia 1701 y está enterrado en su propia capilla, la Capilla de la Concepción, en la Iglesia de San Ginés.

Interesa de él su conocimiento de la Ciencia de las Armas, en la que fue diestro, teniendo además academia en su casa y llegando a ser uno de los maestros más populares del reinado de Carlos II, según Egerton Castle. Además del Compendio, escribió el Diestro italiano y español, impreso en 1697, y sus obras continúan la doctrina de Pacheco de Narváez, de quien se proclama seguidor -y a quien llama sol de la facultad-, así como también de Pérez de Mendoza.

Sus textos prestan gran importancia a la exposición de los principios geométricos y matemáticos indispensables para aquel que quiera manejar la espada con verdadera destreza, y describen detenidamente, como también hará después Lorenz de Rada, los ángulos de posición de los tiradores inscritos en un círculo y las acciones que se tienen que desarrollar. Se trata de textos que presentan la doctrina de manera clara, sencilla y comprensiva, y tuvieron una gran influencia en el desarrollo de la esgrima española.

El Compendio fue impreso por Antonio de Zafra, impresor del que existen más de 130 obras en el catálogo del Patrimonio Bibliográfico Español, y que empieza su actividad justamente el año en que imprime el Compendio. Es un impresor que se dedica fundamentalmente a los textos relacionados con la religión y la historia religiosa, pero de sus planchas salieron también títulos de otros temas científicos.

En cuanto al Compendio, dedicado a Carlos II, se trata de una obra interesante, además de su importancia para la esgrima, por los numerosos grabados realizados por el propio autor así como por su cuidada impresión.

En los preliminares, junto con una referencia a Pacheco de Narváez,  vemos el romance con que Gaspar Agustín de Lara elogia el manejo de la espada del autor: “La Destreza de las Armas / ya es por ti tan infalible, / que la enseñas como obras, / y la hazes como escribes.”

La obra continúa con un proemio de 16 páginas, extraordinariamente documentado con abundantes notas a pie de página, en donde Ettenhard expone los requisitos que a su entender son necesarios para hacer profesión de esta ciencia.

Al interesante texto de Ettenhard, dividido en tres partes, siguen las objeciones de Juan Caro de Montenegro, Maestro Mayor de la Destreza y Filosofía de las armas “en todos los reynos de Castilla”.

El Compendio forma parte de las obras relevantes para la esgrima española y figura en el Ensayo de una Biblioteca Española de Libros Raros y curiosos de Bartolomé José Gallardo.