Universidad
Politécnica de Madrid

De la UPM a la Universidad de Liverpool

Doctor ingeniero agrónomo por la UPM, una beca Marie Curie le permitió investigar en el estudio de la nocicepción en el pez cebra, en la Universidad de Liverpool.

22.07.16

Durante dos años, Javier López Luna, doctor ingeniero agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, ha estado investigando en la Universidad de Liverpool gracias a una beca Marie Curie.

Allí ha trabajado en el estudio de la nocicepción (un proceso neuronal mediante el cual se codifican y procesan los estímulos potencialmente dañinos contra los tejidos) en el pez cebra, una de las especies más utilizadas en investigación biomédica, biológica y veterinaria a nivel mundial.

Con nuestros experimentos “buscábamos entender cómo procesa y responde esta especie ante un estímulo dañino a los tejidos corporales. Nuestra meta era implementar las directrices de la regla de las “3Rs”, reducción, sustitución y perfeccionamiento (reduction, replacement y refinement en inglés) en este tipo de estudios”, explica Javier López.

liverpool

Su experiencia ha sido “muy positiva ya que me ha permitido especializarme en un campo muy interesante y prometedor y a la vez conocer a un gran número de investigadores con interés afines, lo que me ha permitido desarrollarme profesionalmente”, indica.

Además, López-Luna anima a los más jóvenes a seguir su ejemplo y estudiar ingeniería, porque “les va a proporcionar una base científica y técnica que va a ser clave en su futuro profesional”.

¿Cuáles han sido tus méritos para obtener una beca Marie Curie?

Considero que principalmente mis estudios de doctorado en la ETSI Agrónomos de la UPM, ya que el haber estado investigando en un campo relativamente similar antes de obtener la beca, me ha ayudado. Contar con el apoyo de mi supervisora en la Universidad de Liverpool, la doctora Lynne Sneddon, una reconocida investigadora con una amplia trayectoria en el campo de la bioveterinaria, ha sido también clave. La calidad de su equipo investigador y las instalaciones han sido esenciales para la consecución de esta beca.    

¿En qué proyecto ha trabajado en la Universidad de Liverpool? ¿Cómo ha sido la experiencia?

He trabajado  aquí durante dos años gracias a una beca Marie Curie. Nuestro proyecto tenía como objetivo el estudio de la nocicepción en el pez cebra, una de las especies más utilizadas en investigación biomédica, biológica y veterinaria a nivel mundial. Mediante una serie de experimentos buscábamos entender cómo procesa y responde esta especie ante un estímulo dañino a los tejidos corporales. Nuestra meta última es implementar las directrices de la regla de las “3Rs”, reducción, sustitución y perfeccionamiento (reduction, replacement y refinement en inglés) en este tipo de estudios.

Puedo decir que la experiencia ha sido muy positiva ya que me ha permitido especializarme en un campo muy interesante y prometedor y, a la vez, conocer a un gran número de investigadores con intereses afines, lo que me ha permitido desarrollarme profesionalmente.               

¿Qué te ha aportado la Escuela? ¿Qué destacas de tus estudios de doctorado?

Mi etapa en la ETSI Agrónomos de la UPM supuso para mí la oportunidad de formarme en el ámbito de la Agronomía, adquiriendo una base teórica que posteriormente me ha servido de mucho en mi etapa profesional. Además, conocí a muchos compañeros con los que todavía mantengo el contacto. De mis estudios de doctorado destaco la calidad de la docencia que me permitió formarme como investigador, campo en lo que espero seguir trabajando en el futuro. Quiero desde aquí agradecer a mi supervisor de Tesis, el profesor Morris Villarroel, que me guió y ayudó durante toda esta etapa y fue la persona gracias a la cual empecé a interesarme por la investigación.      

¿Qué les dirías a los más jóvenes para animarles a que estudien una ingeniería?

En primer lugar, que se animen a estudiar una ingeniería porque les va a proporcionar una base científica y técnica que va a ser clave en su futuro profesional, sea cual sea. Además, es un tipo de carrera que otorga una gran versatilidad. Los ingenieros podemos trabajar en muchos campos muy diferentes, proporcionando soluciones a problemas concretos y eso, a mi entender, es algo que se valora enormemente a día de hoy.